Todo lo que necesitas saber sobre la Carboxiterapia

La Carboxiterapia es un efectivo método cosmético no invasivo, que consiste en la inyección subcutánea de Dióxido de Carbono (CO2) haciendo uso de microinyecciones. Como tratamiento de la pérdida de peso, la carboxiterapia resulta excelente como sustituta de la liposucción.En este artículo, vamos a explicar qué es la carboxiterapia, qué efectos secundarios tiene y las utilidades actuales de ésta técnica.

Al realizar la carboxiterapia, el dióxido de carbono, CO2, se administra de forma intradérmica con unas inyectadoras estériles  muy pequeñas conectadas  a través de una manguera a una máquina que regula el flujo de gas administrado. La carboxiterapia puede ser aplicada sola o con otras terapias. Como menciónabamos en otro artículo, el origen de la carboxiterapia proviene de los años 50. En Francia, por esa época,  un grupo de cardiólogos estaban llevando a cabo estudios para tratar diferentes condiciones cuyo origen estaba en la mala circulación sanguínea y la cicatrización de las heridas, acumulación de grasa corporal y otras condiciones estéticas. Se dieron cuenta de que la Carboxiterapia era útil para ayudar a eliminar el exceso de grasa corporal, la celulitis, el envejecimiento, la flacidez, las micro venas varicosas, reducir las cicatrices y las estrías. Es por ello, que ésta técnica es ampliamente usada en las ramas de Reumatología, Angiología, Urología y Dermatología.


Quién puede tratarse con Carboxiterapia: Contraindicaciones


Evidentemente, la carboxiterapia está recomendada para personas que gocen de una buena salud. Las personas que sufran de problemas de hígado, algún tipo de insuficiencia respiratoria, renal (riñón) o del corazón no pueden ser tratados con carboxiterapia. Tampoco pueden ser tratadas con carboxiterapia las personas que padezcan enfermedades graves como diabetes, cáncer, trastornos de la circulación, epilepsia, asma activa y problemas o infecciones. Tampoco las mujeres embarazadas o en periodo de lactanci, como es obvio, pueden usar éste tipo de tratamiento.

Quienes padezcan síntomas propios de gripe o resfriado deben evitar el tratamiento con dioxido de carbono. Tampoco es posible administrarlo si estás con la menstruación.Es necesario informar al médico de cualquiera de éstos aspectos antes de pasar a recibir el tratamiento con carboxiterapia.

Carboxiterapia: Efectos secundarios tras el tratamiento


Por regla general, tras la sesión de carboxiterapia, pueden observarse algunos efectos secundarios de
minima importancia como picor en la zona tratada o sensación de calor.

Cómo actúa la Carboxiterapia


El cuerpo, tras recibir el dióxido de carbono inyectado, libera diversas sustancias como serotonina, histamina y catecolaminas que estimulan los beta-receptores adrenérgicos, algo que directamente conlleva la degradación de las células grasas. La zona tratada, también recibe un incremento de flujo sanguíneo, y con ello una mayor cantidad de oxígeno a las células, ayudando a rejuvenecer la zona.


Por lo general, son necesarias de dieciséis a veinte sesiones de tratamiento de Carboxiterapia, dependiendo de la zona a tratar y la meta planteada. Esta no es una ciencia exacta, por lo tanto los resultados pueden variar según el paciente.  El tratamiento puede demorarse aproximadamente quince minutos por área y se realiza una o dos veces a la semana.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada